El Tribunal General de la UE ha publicado la sentencia que resuelve el recurso que fue presentado por el Gobierno español contra la Decisión de la Comisión C (2013) 4426, de 17 de julio de 2013, relativa al régimen fiscal aplicable a determinados acuerdos de arrendamiento financiero conocido, comúmnete, como Tax Lease.

Diseñado de la siguiente manera:

Image not found

En dicha Decisión la Comisión Europea determinó que el sistema fiscal de arrendamiento financiero en la construcción de buques diseñado en España implicaba ayudas de Estado de carácter selectivo, no comunicadas ni aprobadas por la Comisión y, por tanto, en principio no ajustadas a las normas comunitarias.

El Gobierno español, en fecha 25 de septiembre de 2013, interpuso ante el Tribunal General un recurso de anulación de la Decisión cuyo fundamento se sostuvo en dos motivos principales:

  1.  Violación del artículo 107 y el artículo 296 del Tratado de Funcionamiento de la UE por no concurrir en las medidas examinadas en la Decisión recurrida ninguno de los requisitos para ser consideradas ayudas de Estado, en la medida en que no existe elemento alguno de selectividad en una ventaja abierta al conjunto de potenciales inversores y tampoco se afecta al comercio entre los Estados miembros.
  2.  Vulneración de los principios de igualdad de trato, confianza legítima y seguridad jurídica, por lo que en aplicación del artículo 14 del reglamento (CE) nº 659/1999, por el que se establecen disposiciones de aplicación del artículo 93 del Tratado CE, no procedería la recuperación de las ayudas.

No obstante, finalmente el Tribunal General de la Unión Europea ha dictaminado en su sentencia la legalidad de este sistema de arrendamiento financiero establecido en nuestro país, anulando, por ende, la Decisión 2014/200/UE de la Comisión, de 17 de julio de 2013.

Para ver la Sentencia pincha aqui.