• Prohibición total en la UE del uso de corrientes eléctricas para pescar
  • Reglas más simples sobre artes pesqueras y talla mínima de las capturas
  • Más flexibilidad regional para los pescadores, pero también límites a las capturas de especies vulnerables, y sobre todo de juveniles
El pleno aprueba nuevas normas sobre pesca y da luz verde a negociar con el Consejo ©AP Images/EU-EP

El Parlamento respaldó el martes nuevas normas sobre cómo, donde y cuando es posible pescar en la UE, y pidió una prohibición total de la pesca mediante impulsos eléctricos.

Las nuevas reglas -que actualizan y combinan más de treinta reglamentos- establecen un marco común sobre artes y métodos de pesca, tamaño mínimo autorizado de las capturas, y limitaciones a la pesca en determinadas áreas o en períodos específicos. También incluyen medidas para adaptarse a las necesidades de cada cuenca.

El pleno aprobó una enmienda reclamando la prohibición total de la denominada pesca eléctrica, que utiliza impulsos eléctricos para arrastrar a los peces de los lechos marinos hacia las redes. El cambio fue apoyado por 402 eurodiputados, 232 votaron en contra y 40 se abstuvieron.

Prohibiciones para frenar la pesca de juveniles

 

Entre otras medidas dirigidas a reducir la pesca de juveniles figuran:

  • prohibición de determinadas artes y métodos pesqueros (como explosivos, sustancias tóxicas, los martillos neumáticos y proyectiles, además de la electricidad),
  • restricciones generales al uso de artes de arrastre y redes fijas,
  • precisiones sobre las especies de pescado y crustáceos y moluscos cuya pesca queda prohibida,
  • limitar las capturas de mamíferos marinos, aves marinas y reptiles marinos, con disposiciones especiales sobre hábitat especialmente vulnerables, y
  • prohibir prácticas como la “selección cualitativa”, que consiste en descartar peces de bajo precio que están sujetos a límites de capturas, aunque podrían haberse desembarcado legalmente, a fin de maximizar el valor de las capturas.

 

Medidas regionales

 

Las medidas regionales comprenden, entre otros aspectos, tamaños mínimos de referencia para la conservación, y zonas cerradas o restringidas. Los Estados miembros y la Comisión tendrán dieciocho meses a partir de la entrada en vigor del Reglamento para adoptar normas regionales sobre los tamaños de malla.

Sin embargo, será posible apartarse de estas normas regionales mediante la presentación de un plan plurianual de pesca regional o, en ausencia de dicho plan, mediante una decisión de la Comisión Europea. Los países podrán presentar recomendaciones conjuntas con este fin, y los eurodiputados les piden que "basen sus recomendaciones en los mejores dictámenes científicos disponibles".

Declaración del ponente

 

Gabriel Mato (PPE, España), ponente parlamentario del texto, consideró que la situación actual es poco práctica, compleja y demasiado rígida. “Estamos todos de acuerdo en la necesidad de simplificación. No es cuestión de reinventar las reglas, pero sí de hacerlas más claras y sencillas de aplicar”, explicó. También destacó que se facilitará a las autoridades nacionales y regionales la toma de decisiones en línea con la normativa marco.

Próximos pasos

El pleno dio luz verde a los negociadores de la comisión de Pesca para iniciar conversaciones con el Consejo de Ministros, con vistas a pactar la formulación final del Reglamento.

Antecedentes

 

La normativa vigente incluye más de treinta Reglamentos. Según la Comisión, los textos son “numerosos y muy complejos, lo que dificulta el cumplimiento y el control”, además de que resulta imposible evaluar su impacto en los objetivos de conservación de la política pesquera común.

Contactos:

 

" Crear vínculos de confianza profesional y humana con los clientes constituye

nuestro eje primordial de trabajo "


 

lineadenoticias